SAN LUIS POTOSÍ, SLP., 11 de julio de 2019.- El director de la Policía Estatal, Raúl Alanís Beltrán, afirmó que existe inquietud entre los elementos policíacos de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado (SSPE), por la posible muerte de su compañero Armando García Hernández, pero no será motivo para bajar la guardia.

«Se reforzó y se hicieron cambios en el área donde se desempeñaba el policía con el grupo de operaciones especiales para evitar que se vuelva a repetir un suceso así, por lo pronto todo será preventivo», dijo.

El mando coincidió con la aseveración que dio la Fiscalía General del Estado (FGE) sobre la posibilidad de que el cadáver localizado este miércoles se trate del policía desaparecido Armando García Hernández, sin embargo, decidió no dar postura, pues señaló que «es la Fiscalía la facultada para dar este tipo de resultados».

Indicó que acudió al lugar del hallazgo y fue imposible reconocer el cuerpo en ese momento, por el estado de descomposición en el que se encontraba. Señaló el cadáver no portaba uniforme, por lo que descartó y desmintió que estuviera desmembrado, como había trascendido.

Cuestionado respecto al apoyo que se le otorgaría a la familia en caso de que el primer indicio coincida con la prueba de ADN que falta para determinar que se trata del uniformado, Alanís señaló que como todo el apoyo que se ha brindado a policías caídos en sus labores, será de gastos funerarios y pensión a la viuda.