SAN LUIS POTOSÍ, SLP., 20 de septiembre 2020.- Javier Martínez Barredo es un ingeniero egresado de la Universidad Autónoma de San Luis Potosí (UASLP), radicado en París, Francia, donde construye aeropuertos, puentes y edificios desde hace tres años.

Originario de San Luis Potosí, el ingeniero calculista trabaja para una empresa de alcance mundial con sede en la Ciudad de la Luz y contó a Quadratín SLP que nunca imaginó que trabajaría fuera de México, pero sus sueños comenzaron a hacerse realidad cuando su hermana mayor cursaba una carrera en la UASLP y se fue como estudiante de intercambio a España.

“Ahí me di cuenta de las oportunidades que uno puede aprovechar”.
Entonces, “realicé trámites para ser estudiante de intercambio y viajar a otro país, pero desgraciadamente no eran buenas fechas y no se pudo concretar”, señaló.

Dijo que al siguiente año realizó la documentación en tiempo y forma para hacer un intercambio en el país galo y afortunadamente lo aceptaron para aplicar en el programa México-Francia.

Martínez recordó que durante el proceso de intercambio le realizaron una entrevista a él, junto a otros 250 aspirantes en la Ciudad de México y sólo aceptaron a menos de la mitad, entre ellos el afortunado potosino. “Me fue muy bien”, recuerda con beneplácito.

Reiteró que existen muchos criterios para ser elegido como estudiante de intercambio, no sólo influyen las calificaciones, sino que observan la personalidad, el manejo del idioma francés y cómo la persona se desenvuelve en ambientes diferentes.

Dijo el ingeniero potosino Javier Martínez que el primer año que viajó a Francia fue como estudiante de intercambio al Instituto Nacional de Ciencias Aplicadas de Toulouse, aunque previamente tomó tres meses intensivos de francés que le sirvieron de poco, ya que una vez al llegar tuvo que adaptarse al idioma, no sin dificultades.

“No es lo mismo hablar con un estudiante el idioma francés en México que hablar con un francés directamente, ya que utilizan palabras que nunca había escuchado”, señaló.

“Aprendí muchísimo, conocí mucha gente de todo el mundo, fue una experiencia muy enriquecedora”, recordó el ingeniero Martínez Barredo.

Indicó que una vez que terminó el intercambio de estudiante, regresó a San Luis para concluir sus estudios en la UASLP, donde egresó con menciones honoríficas y una vez logrado esto, fue contratado para dar clases en la Facultad de Ingeniería por seis meses, para luego instalarse en una empresa de Playa del Carmen, por un año.

Posteriormente, aplicó en un programa de beca para realizar una maestría en Francia y allá viajó por segunda vez en su vida, por parte de un programa en aquel país que recluta ingenieros de todo el mundo, donde le otorgaron el apoyo.

El ingeniero Javier Martínez recordó que sus compañeros de la UASLP le dijeron que era muy bueno que hubiese tomado el máster en Francia, “los mexicanos somos tan buenos como los franceses”. Dijo lo anterior porque ejecutó muchas enseñanzas adquiridas en la UASLP, “prácticamente estaba haciendo lo mismo que aprendí ahí”.

Lamenta que uno de los principales problemas que se da en México es que la gente que está bien educada se va a otros países ya que en el país no existen oportunidades suficientes para aportar a las empresas mexicanas, “esto beneficiaría al país. Yo todo mi trabajo que estoy haciendo es para Francia y no es para México; me gustaría que todo mi esfuerzo fuera para mi país”.

Subrayó que la UASLP brinda muchas oportunidades a los estudiantes y ellos tienen que saber aprovecharlas, por ello recomendó a los que tienen un sueño de irse a otro país, que no desistan y lo intenten.

EL METRO PARISINO

Dijo que próximamente colaborará en un proyecto para la construcción de la nueva estación del Metro en París que servirá para transportar a los turistas en los Juegos Olímpicos del 2024. Estará situada en todo el Periférico de París, ya que las únicas líneas de Metro que existen sólo llegan hacia el centro de París y no hay una línea que recorra la periferia.