SAN LUIS POTOSÍ, SLP., 15 de mayo de 2019.- La formación de un maestro en los tiempos actuales requiere de un conjunto de rasgos profesionales determinados en los planes de estudio, con énfasis en el desarrollo disciplinas como ciencias, matemáticas, español, geografía historia y civismo, todos los conocimientos que tiene que ver con lo disciplinario que el maestro desarrollará en los estudiantes para que éstos, a su vez, hagan la construcción de sus conocimientos.

En ese contexto se forman 941 estudiantes en la Benemérita y Centenaria Escuela Normal del Estado (Becene); “Nuestro deber didáctico será para los niños, los adultos y los ancianos. Serviremos a la comunidad, a la nación y a la paz”, pronunciaron en su juramento como normalistas.

“Hay un rasgo del perfil profesional que tiene que desarrollar durante toda la carrera (cuatro años) competencias en el campo disciplina, la parte didáctica, que son técnicas de la enseñanza para ofrecer los aprendizajes con los nuevos enfoques en la educación, pensando en el desarrollo del niño y construcción del conocimiento entendiendo que tienen distintos ritmos de aprendizaje, considerando el contexto, la experiencia y el conocimiento previo que pueden tener los estudiantes”, indicó Francisco Hernández Ortiz, director general.

La plantilla actual de alumnos se enfoca en futuros educandos de nivel primaria, secundaria, preescolar, física, especial, lengua extranjera y lengua indígena; quienes deben adecuarse a las nuevas generaciones con toda la diversidad que ello implica para situarse en la época actual donde vive la sociedad, la escuela, etcétera.

“Los normalistas se dedican a estudiar lo suficiente para responder a la diversidad, del contexto donde se ubica la escuela y pertenecen los alumnos, además ser sensibles para poder diseñar una enseñanza adecuada en caso de atender en una escuela rural, urbana o marginada”, añadió el director.