SAN LUIS POTOSÍ, SLP., 8 de octubre 2020.- La fiscal especializada en delitos contra la mujer, la familia y delitos sexuales, Juana María Castillo Ortega, declaró que detrás de los actos que se conocen como caballerosidad -y que varios grupos de mujeres han sostenido que atacan a la independencia y capacidad de la mujer-, existe un contexto de violencia que muchas veces se desconoce y por ello consideró que lo más prudente es respetar la petición de evitar estos actos.

«Yo creo que nada más ser respetuoso. Si alguien te dice: ‘No me abras la puerta’, no hay que hacerlo, pero si se insiste ya no se está respetando la voluntad de la persona”.

Aceptó que “podría parecer una exageración, pero no se sabe el contexto de la víctima, si estaba relacionada con uno muy atento que le abría la puerta y adentro la golpeaba (en referencia a pareja masculina). Eso le representa una aparente amabilidad, no es responsable el que quiere tener un detalle», refirió Juana María Castillo.

La funcionaria enfatizó que no se debe normalizar la violencia, para identificar con qué actos se agrede a una persona, pues todo aquel que vaya en contra de la voluntad del otro, comete agresión.

Por último, la fiscal especializada en delitos que afectan a la mujer y la familia, dijo que hacen falta más pláticas con jóvenes para que conozcan e identifiquen los tipos de violencia y con ello buscar erradicarla.

«Esto se llama desprender los machismos y se habla mucho de las nuevas masculinidades», puntualizó.