SAN LUIS POTOSÍ, SLP., 9 de julio de 2019.- Hoy se cumplen seis días de que un policía adscrito a la Fuerza Metropolitana Estatal desapareciera de la faz de la tierra, al tiempo que la Policía Estatal y la Fiscalía General de Justicia (FGE) redoblan esfuerzos para dar con su paradero y encontrarlo.

Se trata del primer caso de un uniformado desaparecido en la entidad potosina, durante el sexenio del gobernador Juan Manuel Carreras López.

Armando García Hernández, de 49 años de edad, se encontraba supervisando turno al momento de su desaparición, reveló este lunes el director de la Policía Estatal, Raúl Alanís Beltrán.

Destacó que el resto de los elementos continúa trabajando con normalidad y descartó bajas por temor así como la aplicación de un protocolo especial para su seguridad.

«No lo hemos encontrado, lo seguimos buscando, estamos coordinando los esfuerzos con la Policía de Investigación de la Fiscalía General del Estado; ellos tienen algunos datos y nosotros también, pero es lo que podemos decir hasta el momento», declaró.

Alanís aseguró que la Guardia Nacional no participará en las investigaciones ni búsqueda de la víctima, pues solo están concentrados en el tema preventivo de la seguridad.

«Lo que pasa es que no podemos adelantar, porque se entorpecerían las investigaciones, estamos esperando que la Fiscalía dé un resultado final para poder informar. Somos policías y sabemos que nuestra profesión es de riesgos”, remarcó, al insistir que no tienen la localización de García Hernández y además, desconocen las causas de su desaparición.

«Los elementos siguen trabajando, ellos están en su servicio, ellos no saben de qué se trata. Él estaba supervisado en el segundo turno, cuando ya se tuvo conocimiento de que no regresó, es todo lo que tenemos ahorita», indicó el mando.

FAMILIARES EN LA FGE

Por su parte, el vicefiscal de Derechos Humanos de la FGE, Pablo Alvarado Silva, informó que se abrió una carpeta de investigación por el elemento de la Policía Estatal, Armando García Hernández.

De acuerdo a la versión de los familiares de la víctima, García Hernández salió de su domicilio desde el pasado jueves, sin embargo, ya no supieron más de él. Sin embargo, optaron por esperar para que llegara por su propio pie, pero eso no ocurrió y tomaron la decisión de dar parte a las autoridades el sábado 6 de julio, momento en que la Fiscalía comenzó las indagatorias.

Este lunes, los familiares de la víctima sostuvieron una reunión con autoridades de gobierno, a puerta cerrada y de allí partieron hacia las inmediaciones de la FGE, donde fueron atendidos por el vicefiscal Alvarado.

Alvarado les dio a conocer que hay una denuncia formal por los hechos, detallando que el oficial fue visto por última vez en la colonia Julián Carrillo y la Policía de Investigación realiza las pesquisas.

Agregó que la dependencia se sirve de la tecnología, por lo que ha revisado algunas cámaras de videovigilancia, aunque aseguró, son pocas, pero a pesar de ello, están generando las acciones de búsqueda, así como investigación de llamadas telefónicas a su número celular.

El servidor público destacó que tienen citados a declarar a cuatro testigos, los que probablemente podrán aportar más información al expediente, aunque no quiso adelantar más detalles.