HUEHUETLÁN, SLP., a 13 de febrero del 2019.- La responsable de vinculación con la sociedad de la compañía Citrofrut, Emma Guadalupe Oyarvide Rivera, aseguró que diversas dependencias, federales y estatales, no encontraron residuos químicos en la corriente del río Huichihuayán.

Precisó que la Comisión Nacional del Agua (Conagua), la Comisión Estatal del Agua (CEA), la Secretaría de Gestión Ambiental (Segam), la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) y la Secretaría de Desarrollo y Recursos Hidráulicos (Sedarh), corroboraron que el cauce no está contaminado.

Sin embargo, trascendió que las muestras en las que se basaron esas dependencias fueron tomada por la propia juguera, que las recabó 30 horas después del reporte inicial y por ende sería imposible detectar alguna anomalía.

Oyarvide Rivera informó que ya se realizaron recorridos sobre la cuenca del río con personal de la Segam, Profepa y la Conagua, donde esta última realizó un muestreo del agua el pasado lunes y emitió un dictamen en el que se establece que no hubo ninguna descarga de parte de Citrofrut, por lo que las aguas del afluente no están contaminadas.

“Nosotros ya no descargamos en el río; el agua que se utiliza para el riego proviene de la planta potabilizadora con la que Citrofrut y los resultados de las pruebas que Conagua realizó la tarde del pasado lunes 10 de febrero, entre la una y las dos de la tarde, resultaron negativas en contaminación”, aseveró.

Asimismo, la empleada de Citrofrut, refirió que la compañía no utiliza ningún químico, de lo que las dependencias antes mencionadas dieron fe y se estableció que las aguas sucias se descargan en el estanque de la planta tratadora de agua residual que posteriormente pasan a la planta potabilizadora.

Cabe destacar, que la situación ha generado alerta entre los municipios de Huehuetlán, Coxcatlán, Xilitla y Axtla de Terrazas, debido a que ellos serían los primeros afectados, al ubicarse comunidades y ejidos de los cuatro poblados a orillas del afluente de este río.