SAN LUIS POTOSÍ, SLP., a 5 de abril de 2019.- El delegado de Programas Integrales de Desarrollo en San Luis Potosí, Gabino Morales Mendoza celebró esta noche su cumpleaños 30, acompañado de más de un centenar de personas, donde quedó demostrado que el agua y el aceite de la política sí se mezclan.

El “superdelegado” nació un 4 de abril, pero debido a lo apretado de su agenda -ayer estaba en la inauguración de la feria de Valles- fue imposible reunirse con su familia y quienes lo apoyan en su trayectoria como funcionario público, por lo que el pachangón fue pospuesto para este viernes por la tarde.

Morales citó a los invitados en un salón ubicado sobre la carretera a Zacatecas, en la colonia El Saucito. El evento congregó, aunque sea imposible de creer, a los más acérrimos opositores políticos de Morena, que son del PRI, PAN, PRD, entre otros, tanto alcaldes, diputados locales y funcionarios.

Se encontraba el secretario general de Gobierno, Alejandro Leal Tovías, que no podía faltar para darle su abrazo a Gabino Morales. De hecho, fue quien lo recibió. También se vio llegar a la avanzada del gobernador Juan Manuel Carreras López, pero él no acudió, porque le tocó gira por Mexquitic de Carmona.

El delegado federal dijo sentirse feliz de estar rodeado de su gente, quienes le desearon éxito.

“Vienen muchas personas, de muchos lugares, pero los invitados especiales son los Servidores de la Nación”, explicó Gabino, quien denotaba alegría y felicidad.

En cuanto a los rumores que lo señalan como uno de los perfiles para contender por la gubernatura del estado en 2021, prefirió guardar silencio y esquivar los cuestionamientos asegurando que su aspiración es que la ciudadanía reciba los programas federales, así como dar puntual seguimiento a las instrucciones del presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador.

“Estamos concentrados, ya empezamos a recibir las primeras tarjetas y todas las energías están puestas en seguir con la encomienda del Presidente”, dijo.

A la fiesta también acudió la plantilla de seguridad del territorio potosino, como el comisionado de la Policía Federal, Carlos Arturo Landeros; el secretario de Seguridad Pública del Estado, Jaime Ernesto Pineda Arteaga y su fiel compañero y director de la Policía Estatal, Raúl Alanís Beltrán.

También se vio por ahí a alcaldes del interior del estado, sorprendentemente priistas, quienes eran los que parecían gozar más que el resto de la celebración del funcionario.

Durante el festejo, comida, bebida y montones de carcajadas no podían faltar y fueron las legisladoras priistas locales Beatriz Benavente, María del Rosario Sánchez Olivares y la panista Sonia Mendoza, quienes compartían gratos momentos con el diputado Edson Quintanar, que llegó a poner el ambiente entre todas ellas.

Gabino Morales partió un pastel de tres pisos, coronado con la figura de un ganso; recibió sus regalos y hubo cerveza, zacahuil, carnitas y frijoles charros.

Funcionarios estatales del Ejecutivo, Judicial y Legislativo atendieron su invitación.