CIUDAD DE MÉXICO, 1 de diciembre de 2018.- El Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, reiteró que en esta nueva etapa de gobierno que inicia en el país no se perseguirá a nadie, pues su administración no apuesta al circo y a la simulación.

En su primer discurso tras su investidura, el Primer Mandatario dijo que si abrirían expedientes dejarían de limitarse a buscar chivos expiatorios como se ha hecho siempre y tendrían que empezar por los de mero arriba, tanto del sector público como privado.

Pero no habría cárceles suficientes y lo más delicado es que se metería al país en una dinámica de fractura, conflicto y confrontación, lo cual llevaría a consumir tiempo, energía y recursos que son necesarios para emprender la regeneración verdadera y radical de la vida pública de México y la construcción de una nueva patria.

La información completa AQUÍ