CERRITOS, SLP., 19 de julio de 2019.- El presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, dijo en referencia al Hospital General de Rioverde, que analizarán concluirlo porque es uno de los 300 hospitales y clínicas que dejaron en el abandono, que representan un cementerio a la corrupción.

“Nos dejaron un tiradero de obras inconclusas, por la corrupción por el contratismo, el moche a funcionarios y sin planeación”, argumentó.

A estas obras “le vamos a meter dinero bueno al malo” y expresó que si los terminan mejor, pero que no se va a derrochar el presupuesto.

“Vamos a terminarlas pero seleccionaremos cuáles” dijo el mandatario durante el evento en el hospital rural número 41 IMSS Bienestar.

Después de un recorrido por la clínica dijo que él sabe cuando se simula o se arreglan las cosas de último momento.

El Presidente dijo que mejorará el sistema de salud, tan descuidado por atender el educativo y se centrará en cuatro puntos importantes: los medicamentos, la contratación de más médicos, la infraestructura y la regularización de miles de empleados eventuales.