SAN LUIS POTOSÍ, SLP., 16 de septiembre de 2018.- Cuestionado sobre los intentos de linchamiento que se han mantenido vigentes en San Luis Potosí, el secretario general de gobierno, Alejandro Leal Tovías, reconoció que hay enojo social que propicia esos eventos de violencia, pero aseveró que en San Luis Potosí no han ocurrido linchamientos consumados porque no ha habido presuntos delincuentes muertos a consecuencia de las agresiones de la población que enardecida, toma la justicia por su propia mano.

El secretario general de Gobierno olvidó que el 28 de febrero de este año se registró el primer linchamiento en la calle Lérida del Fraccionamiento Urbi Villa Real, cuando vecinos golpearon a un hombre que fue acusado de haber agredido sexualmente a una mujer. A consecuencia de los golpes, el presunto murió en el módulo de la Secretaría de Seguridad Pública Estatal (SSPE) que está en Ciudad Satélite, muy cerca del fraccionamiento.

A decir de Leal Tovías, la mayoría de los intentos de linchamiento tienen que ver con ajusticiamientos de la ciudadanía hacia ladrones porque es común que muchas personas que son detenidas por robo, después sean liberadas.

En ese sentido, señaló que desde las autoridades de seguridad buscan que en los casos de detenidos por robo, el tema de la reincidencia sea justificante para que el juez de control determine la prisión preventiva.