El Partido del Trabajo en la Cámara de Diputados volvió a presentar una iniciativa de ley para desaparecer a las Afores y regresar a la administración de los recursos del trabajador a manos del Estado, algo que contrapone el flamante anuncio en Palacio Nacional de mantener privatizados los recursos pensionarios e inclusive incrementarlos en los próximos años.

Los petistas, aliados del gobierno obradorista, se ponen obtusos con ese tema en particular volviendo a sonar las alertas en el mundo de los negocios, aunque ahora en muchísimo menor intensidad de volumen, pero con los resquicios que este tipo de propuestas dejan, por lo peligroso que sería que el Estado tenga a la mano billones de pesos a su disposición, en tiempos en que más urgen recursos públicos para afrontar esta crisis económica en temporada Covid 19.

Haciendo oídos sordos a lo dicho por AMLO en la propuesta de reforma a las pensiones y poniéndose una venda en los ojos, los del PT quieren regresar a un pasado superado y que trajo graves problemas a las finanzas del IMSS y el ISSSTE al no poder sortear las pensiones de los trabajadores en algún momento de sus vidas institucionales.

Porque independientemente que el modelo comercial de las Afores quizá no es el más adecuado, al haber ponderado el mercado al principio de todo esto, la utilidad al rendimiento de las cuentas individuales, y desde un principio cobrado las administradoras comisiones altas que alentaron un proceso de rendimientos atractivos, a pesar de ello, el regresarle la chequera al gobierno federal resultaría por decir lo menos suicida.

Sabemos que como país tenemos una historia de corrupción, mal manejo de las finanzas públicas y esto es un riesgo que ya no debe correr el recurso de los trabajadores; contrario a esto, recordemos, ya se propuso y se presentó en la casa de AMLO, una reforma pensionaria que busca incrementar al doble la aportación para el retiro que correrá a cargo fundamentalmente de los empresarios. El truco, digamos, está en apartar ese incremento del 1% anual en 8 años conforme se den las negociaciones en los contratos colectivos de trabajo.

Esta propuesta de reforma que aún no se presenta a la Cámara baja y, de hecho, de eso se aprovechan los petistas para mover el tapete al sistema de las Afores, comentamos en su momento sólo beneficia al trabajador formal y el informal ha quedado olvidado; en eso punto debería el PT hacer y proponer algo al respecto y prefieren enfocarse en contraponer inútilmente lo ya acordado por la IP, los sindicatos y el gobierno de la 4T.

En ese apartado del trabajo informal, se habla que las asociaciones que agrupan a las afores (Amafore) y a las aseguradoras (AMIS) están cocinando un producto financiero que apoye una pensión mínima garantizada, hoy de 3,289 en el IMSS, al aportar el trabajador una cantidad mensual de 2,200 por un periodo de 15 años y con ello poder gozar de un beneficio que hoy no tienen. No parece mala idea y tendría que ser el mejor diseño posible.

Visita mi canal en Youtube (Israel Calderón) y entérate en video de todo lo que pasa en el mundo financiero. Saludos.