La exoneración como pago a José Luis Vargas por los servicios prestados a Morena. Junto a consejeros del INE frenó a Calderón y Margarita. Impugnación de la UIF para seguir el teatro
No hubo sorpresas, sólo la confirmación de la sospecha: el “Magistrado Billetes” José Luis Vargas recibió el pago de la Cuarta Transformación en moneda exoneratoria. Queda la obligada impugnación de perogrullo de la UIF para seguir el teatro.


La Fiscalía de Alejandro Gertz Manero aplicó la norma en un caso auto saboteado, para abrir la puerta al presidente del Tribunal Electoral que ha favorecido una y otra vez a Morena e impidió, junto a consejeros del INE la creación del partido México Libre de Margarita Zavala y Felipe Calderón.


Vargas fue el único magistrado de siete que votó por mantener la candidatura de Félix Salgado Macedonio a la gubernatura de Guerrero, y uno de los dos que favorecieron a Raúl Morón en Michoacán. Al final del día ninguno de los dos la libró, gracias a los cinco magistrados restantes.


Vargas fue electo presidente del Tribunal Electoral de noviembre del 2020 a octubre del 2023, donde también concluye su periodo como magistrado, no obstante, los 15 meses que le restan son de especial importancia para Morena y López Obrador.


Santiago Nieto Castillo acusó al magistrado de enriquecimiento ilícito por 36.5 millones de pesos, y dice que en tres años, del 2016 al 2018, gastó 29.7 millones de pesos con su tarjeta American Express, un monto muy superior a todos sus ingresos (video https://youtu.be/TRYc3C3TBQ8).


Para la Fiscal Anticorrupción, María de la Luz Mijangos Borja, Nieto Castillo no presentó pruebas suficientes para procesar al presidente del Tribunal Electoral, así que la Cuarta Transformación cumplió el pago, aunque la UIF puede impugnar.


En este vaudeville es entendible la frenética propaganda gubernamental orquestada desde Palacio Nacional en las conferencias mañaneras, por la vital urgencia de tergiversar la verdad para justificar actividades dudosas de familiares y allegados presidenciales.


Con la posverdad de Palacio Nacional se pretende ocultar el efecto de los videos de Pío y Martín López Obrador, las tranzas de la prima Felipa Obrador y las riquezas inexplicables de miembros del gabinete como Manuel Bartlett Díaz y la ex Secretaria de la Función Pública, Irma Eréndira Sandoval Ballesteros.


El préstamo millonario a Epigmenio Ibarra, la beca, también millonaria a John Ackerman, y mucho mucho más.


La simulación requiere de una verdad propia, constante y dinámicamente repetitiva, cimentada en la moral del líder, capaz de sepultar dudas y alimentar el odio contra “ellos”, los conservadores, los construidos como saqueadores, abusivos, racistas, discriminadores y corruptos.

Con la intensa propaganda no es necesario enviar a la mazmorra a los corruptos del pasado, con la insidia repetitiva basta, y así no se romperá el pacto de impunidad con la cofradía de Enrique Peña Nieto.


El presidente necesita a los ‘magistrados billetes’, a los ministros títeres, a los legisladores cómplices, a los opositores vendidos, a funcionarios dispuestos a todo para continuar la megalomanía transexenal.


Por lo pronto, tiene a la cabeza del Trife a su disposición y agarrado de donde usted ya sabe.


Los espero este martes a las 3:30 en RadioFormula y Teleformula en el programa de Eduardo Ruiz-Healy
Twitter: https://twitter.com/hugopaezoficial o @HugoPaezOficial
Facebook: https://www.facebook.com/HugoPaezOficial/
Columnas anteriores https://literalmexico.com/category/opinion/otros-datos/