La próxima visita del presidente Andrés Manuel López Obrador a San Luis Potosí, puede ser la última llamada para varios aspirantes, a quienes late su corazoncito por la candidatura a Gobernador del Estado.

El más sacudido, sin duda, es el diputado federal Ricardo Gallardo Cardona. Por más que en estos días ha luchado en lo político y gastado a manos llenas en contracampañas, para López Obrador es muy fácil saber la verdad de las acusaciones: le basta con pedir tarjetas informativas al titular de la UIF, Santiago Nieto Castillo y a la directora del SAT, Raquel Buenrostro Sánchez. Ambos, de todas las confianzas del Presidente.

El alcalde de Valles, Adrián Esper Cárdenas, se dio cuenta de su error al autopagarse un terreno por varios millones de pesos y emprendió su propia campaña de donaciones para devolverlos, de modo que ya es un punto a su favor.

En cuanto al senador Primo Dothé Mata, simplemente no pinta y el diputado federal Ricardo Delsol Estrada, atraviesa un conflicto de pago de pensiones, que lo hizo ver mal. Por su parte, el delegado federal Gabino Morales Mendoza ha guardado un perfil bajo y tiene meses que se no se ha desgastado, de modo que puede cobrar nuevos bríos.

El dedazo presidencial, sin embargo, sigue latente para Esteban Moctezuma Barragán, encargado de la SEP, de quien se dice en los corrillos políticos que no quiere venir a San Luis, sino apostar a la silla presidencial en 2024.

Será una gira cargada de mucha política, de bendiciones y congelamientos, habiendo ya despejado parte del camino con otros aspirantes a los que mandó algo lejos de tierras tuneras.

Sus bonos.

Nada mal le va a ir al nuevo Ministro de Asuntos Políticos de la Embajada de España, el potosino Carlos Jiménez Macías, quien prácticamente ganará el doble que el presidente Andrés Manuel López Obrador.

De acuerdo a lo que se observa en los tabuladores de la Secretaría de Relaciones Exteriores, de donde depende, su cargo es el segundo en importancia detrás del embajador Juan Agustín Alberro Behocaray, quien en realidad es el encargado de despacho tras la salida de Roberta Lajous Vargas que se fue a la Celac.

El caso es que Jiménez ganará 8,339 euros, o 218 mil pesos (menos impuestos), mucho más que como Gobernador del Estado y con menos chamba.

Con razón las embajadas se pusieron de moda…

Sueldazo.

Ahora resulta el verde no es vida, sino que más bien le apuesta a todo lo contrario, en su afán mezquino de lograr más votos.

Y es que el Partido Verde Ecologista de México mantiene sus actividades clandestinas, contrarias al Semáforo Rojo del Covid 19 en San Luis Potosí, y organizó un bailongo con uno de los sonidos más populares del estado: Kiss.

Dicen los que estuvieron presentes que hasta balazos hubo en el evento, pero no terminó en desgracia. Bueno, no todavía, hasta que sepamos que de ese baile hubo contagiados por coronavirus.

La verdad es que las autoridades se están quedando cortas para clausurar en el acto, estas fiestas callejeras. Y también sería bueno saber qué hace el Ceepac al respecto, porque con eso que todavía no inicia el proceso electoral, se le hizo fácil cruzarse de brazos.

No actúa.