El que volvió satisfecho de la Ciudad de México -bueno, con una sonrisa de oreja a oreja-, fue el exsenador Octavio Pedroza Gaitán, quien sostuvo una reunión privada con el presidente nacional del PAN, Marko Cortés Mendoza.

Y es que no es lo mismo recibir el apoyo del secretario general del partido, Héctor Larios Córdova, que verse en persona con el mandamás del partido durante más de dos horas y media, en su oficina particular en Polanco.

Pedroza, quien aspira a la candidatura panista a gobernador de San Luis Potosí, platicó con Cortés sobre las próximas elecciones en el estado y llegaron a algunos acuerdos.

Esto sucedió el pasado martes, pero esta larga sesión informal, de amigos, con mucha familiaridad, no solo llegó a oídos de Quadratín San Luis, sino que varios medios nacionales -sin mencionar la cita-, colocaron en sus análisis a Pedroza como uno de los más fuertes aspirantes para 2021.

Altos vuelos.

Para aquellos que estaban preocupados por la magna obra del presidente Andrés Manuel López Obrador en San Luis Potosí durante su sexenio -y no, no es la Vía Alterna-, el secretario federal de Turismo, Miguel Torruco Marqués, anunció en un seminario virtual internacional, que el nuevo aeropuerto huasteco sí va.

En medio de los rumores de recortes a causa del Covid 19 y la recesión económica que afecta al país, Torruco garantizó a la Asociación Nacional de Cadenas Hoteleras, al Apple Leisure Group y al Intercontinental Hotels Group, que mantener la obra en infraestructura dará un levantón al turismo mexicano.

Eso sí, citó que no solamente se harán las obras en el municipio morenista de Tamuín, por más de mil millones de pesos, sino otra ampliación aeroportuaria en Chetumal, la activación de la terminal en Barrancas del Cobre, en Chihuahua y claro: el estreno del aeropuerto internacional Felipe Ángeles, mejor conocido como el de Santa Lucía.

Ahora que no todas son buenas noticias en San Luis, donde el secretario estatal de Turismo, Arturo Esper Sulaimán informó que en este momento no están dadas las condiciones sanitarias para reabrir ningún balneario, así que los prestadores de estos servicios tendrán que seguir apretándose el cinturón.

Va que va.

En medio de la severa racha de ataques que sufre todo tipo de policías en San Luis Potosí, al secretario de Seguridad Pública, Jaime Pineda Arteaga se le ocurrió irse a la huasteca potosina para tomarse la foto en los parajes.

Según dicen los lancheros del lugar, el policía federal de carrera llegó al municipio de Aquismón para supuestamente coordinar las acciones de búsqueda y rescate de dos cuerpos, el de un padre y su pequeño hijo, ahogados en el río de la zona cuando visitaban las inmediaciones de la famosa cascada de Tamul.

«Pineda quería quedar como héroe», criticaron quienes lo vieron ir al frente de un pelotón de personas dedicadas, de manera esforzada, a rescatar los cuerpos que fueron entregados a sus familiares en Coahuila.

Los lancheros dijeron que al paso de los días no habían recibido ninguna clase de apoyo de las autoridades y cuando vieron al mando policiaco por un ratito, le tomaron fotos y videos para exhibirlo.

Y mientras San Luis arde por tanto crimen, el secretario se fue a refrescar a las aguas de aquella paradisiaca región.

Como guardián de la bahía.