CIUDAD DE MÉXICO, 23 de septiembre de 2020. — Hasta los últimos días de octubre próximo, tienen la oportunidad de renunciar de forma definitiva todos aquellos funcionarios públicos que pretendan participar como candidatos en las elecciones del 2021.

El presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, fue cuestionado por los servidores de su administración que tienen deseos de contender para un cargo de elección popular, como Pablo Amílcar Sandoval Ballesteros, súper delegado en Guerrero, y sus presuntos actos de proselitismo anticipado.

“Tienen que abandonar el gobierno lo más pronto posible, ya tienen que empezar a cambiar de trabajo”, señaló, en la conferencia matutina de este miércoles en el Salón Tesorería del Palacio Nacional.

Lee la nota completa en Quadratín CDMX