SAN LUIS POTOSÍ, SLP., 25 de febrero de 2020.- Los Servicios de Salud en el Estado, a cargo de Mónica Liliana Rangel, informaron que el monitoreo a una persona en Ciudad Valles -en la zona Huasteca- no se trata de un caso sospechoso de Coronavirus, sino que fue sometida a un monitoreo como parte del protocolo para quienes arribaron de China, país donde surgió el brote.

Indica la dependencia que al igual que dos personas más en la capital potosina, cuyos casos ya fueron descartados, se ha mantenido en vigilancia epidemiológica al habitante de Valles, pero no presenta síntomas de ninguna enfermedad y por ende es muy improbable que pueda referirse un “caso sospechoso”.

El aislamiento de este ciudadano, refieren, es derivado de medidas protocolarias para quienes viajaron recientemente a aquel país asiático donde el virus nació hace aproximadamente un mes; las medidas sanitarias indican que deben ser “observados” por 14 días, lapso en que la enfermedad puede incubar, para descartar o considerar una sospecha firme.

De hecho, la información que trasciende respecto a las supuestas declaraciones que sembraban la duda, fueron achacadas a la diputada presidenta de la comisión de salud en el Congreso de San Luis Potosí, Angélica Mendoza Camacho, del partido Morena.

Y es que, al ser cuestionada sobre la situación actual en la entidad, esta pronunció -erróneamente- que se trataba de “casos sospechosos”, generando suspicacias y temor generalizado.

«Ninguno ha cumplido con la definición de ‘sospechoso’ al no presentar síntomas de esta u otra enfermedad», reitera la Secretaría.