ACAPULCO, Gro., 11 de octubre de 2021.- En la carretera de La Montaña de Guerrero se abre paso Ayotzinapa, comunidad jornalera agrícola náhuatl. Además de cortar jitomate, las y los trabajadores cosechan verduras orientales, consideradas exóticas de diciembre a mayo, aunque la época de empleo en el campo puede empezar desde octubre. 

En la comunidad llaman la atención casas de concreto y tiendas de abarrotes bien surtidas en sus calles. Margarita Nemesio, coordinadora del área Derecho al Trabajo Decente en el Centro de Estudios en Cooperación Internacional y Gestión Pública AC (CECIG), dice que esto se explica gracias a la remesas que por décadas han enviado trabajadores de la agroindustria en campos del noreste del país. 

El Avance en el Proyecto De Instauración del Salario Mínimo Profesional Para Jornaleros Agrícolas, basado en la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE) del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), reportó que en el segundo trimestre de 2019 había 2 millones 328 mil 411 personas jornaleras agrícolas equivalentes a 4.24% de la población total nacional ocupada y a 6.22% de la población subordinada y remunerada. Por su parte la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y Agricultura (FAO) estima que hay 323 mil mujeres jornaleras en México.

Más información en: Quadratín Guerrero.