CIUDAD DE MÉXICO, 4 de julio de 2020.- En plena aceleración de contagios de una pandemia que parece no ceder ante las medidas de mitigación, las salas de los hospitales se reconvirtieron en azarosos campos de batalla de horas, días y meses. El personal médico está enfrente de esta guerra epidemiológica que trajo el Coronavirus SARS-CoV-2.  

Cynthia Espinoza, una enfermera especialista intensivista de 36 años que trabaja en un hospital Covid 19 de la Ciudad de México, habla de su experiencia como parte medular en esta crisis sanitaria que comenzó en México el 28 de febrero cuando se anunció el primer caso de la enfermedad en la capital del país.

Lee la nota completa en Quadratín CDMX