MÉRIDA, Yuc., 01 de junio de 2020.- Lo único que generará el Tren Maya es un nuevo orden de control de los bienes naturales y del territorio de las comunidades indígenas, pues estas ahora serán manejadas por las empresas relacionadas con este proyecto, señaló Sara Cuervo, coordinadora del Consejo Civil Mexicano para la Silvicultura Sostenible.

En entrevista para Quadratín reiteró que este proyecto va más allá de vías férreas y transporte, pues incluye un reordenamiento del territorio para cambiar los usos de suelo y actividades que durante varios años han desarrollado las comunidades indígenas.

Lee la nota completa en Quadratín Yucatán