RIOVERDE, SLP., 19 de septiembre de 2019.- A pesar de que la Jurisdicción Sanitaria y la Dirección de Ecología Municipal acerca los programas para el saneamiento básico de las casas a fin de evitar la propagación del mosquito transmisor del dengue, es muy poca gente la que decide limpiar sus viviendas y predios de todo acumulamiento que genere la reproducción de los vectores.

El promotor de la salud dependiente de la Coepris, José de Jesús Loredo Álvarez, informó que lo que más recogieron fueron llantas, cajas y botellas, que son materiales donde se pueden reproducir los mosquitos.

Este jueves se realizó en la zona sur de la ciudad una campaña de descacharrización donde se tuvo la participación del área de Coepris de la Secretaría de Salud, invitando a la gente a deshacerse de todos los materiales que ya no sirven y solo generan riesgo de enfermedades.

Los meses de septiembre y octubre son los de más alta incidencia de casos de dengue, registrándose hasta este momento 67 enfermos en la zona Media, en su mayoría en San Nicolás Tolentino.

Sin embargo, los funcionarios lamentaron que no hubo la respuesta adecuada de los vecinos, quienes se niegan a limpiar sus casas. Los objetos recuperados son enviados a los rellenos sanitarios para su correcta deposición.