RIOVERDE, SLP., 9 de julio de 2020.- El buen corazón y preocupación de los paisanos por la gente que dejaron atrás en su tierra para buscar un mejor porvenir en Estados Unidos es el mejor incentivo para seguir ayudando a quienes menos tienen, tal es el caso de Rubén Guillén Reséndiz, un connacional que no tiene posibilidad ahora para regresar a México, pero envío a través de su mamá un apoyo consistente en despensas a más de 40 familias de la zona.

Rubén salió de este poblado, San José de Tapanco, en el municipio de Rioverde y luego de varios años luchando sin perder la visión de triunfar, ha logrado una empresa de construcción en la que también da empleo a otras personas, dio a conocer su mamá Teresa Reséndiz.

Esta semana, reunidos en la plaza principal de San José de Tapanco, hombres y mujeres, personas enfermas y con discapacidad que fueron buscadas por el Juez Auxiliar, recibieron el apoyo, una despensa que es entregada por el paisano sin ningún otro interés más que el bienestar de los suyos.

La tarea de localizar a los beneficiados no es nada fácil, pues la comunidad tiene un grupo muy amplio de familias que tienen poca seguridad económica, por ello, a pesar de críticas porque la gente entrega despensas, es un apoyo en donde más se requiere: la alimentación.

En estos tiempos de contingencia sanitaria, las familias atraviesan por una crisis económica porque el campo no ha producido lo que se requiere, siendo la comunidad dependiente de la agricultura y de las remesas de los connacionales, dijo el juez Domingo Rubio Miranda.

Rubén Guillén dijo vía telefónica que su interés no es ser protagonista, sino de invitar a otros paisanos a apoyar, pues aún hay mucha más gente que lo requiere.