RIOVERDE, SLP., 21 de noviembre 2020.- Los ejidatarios de Alamitos decidieron que el resto del año seguirán cerrados los accesos a las grutas de El Ángel y La Catedral, uno de los paseos y atractivos turísticos más importantes en Rioverde, principalmente en tiempo de otoño e invierno, donde se aprecia en su esplendor la sierra que los rodea.

Los nombres con los que fueron bautizadas hace más de 40 años, provienen de las formas que se crean ahí, un altar religioso y un ángel que envuelve con sus alas a los visitantes de lugar.

Por muchos años, las grutas se mantuvieron como un paraje virgen, al que muy pocos podían acceder, no obstante, a partir del año 2000 con esfuerzos de la iniciativa privada en Rioverde lograron primero mejorar los accesos y después la construcción de infraestructura como cabañas, baños y un puente colgante.

Además, se iluminó escénicamente el interior y se colocaron pasillos para hacer más fácil, sencillo y segura la visita; principalmente La Catedral, pues en El Ángel su acceso es más complicado.

Las grutas se ubican al norponiente de la cabecera municipal, en la comunidad de Alamitos y para llegar a ella se debe pasar los poblados de Cieneguillas y San José de las Flores, desde la carretera federal 70, en un trayecto de una hora, no por la distancia, sino por lo sinuoso y atropellado del camino.

Estudios recientes descubrieron otra gruta que se encuentra en periodo de investigación y que ha fascinado a los expertos.

Por encima de ello se impone la naturaleza; un sitio digno de visitar en cualquier época del año, siendo en temporada invernal con un extra pues las grutas están inmersas en un paisaje de bosque.