SAN LUIS POTOSÍ, SLP., 9 de septiembre 2019.- Las manifestaciones de los jubilados y pensionados de los diferentes cuerpos de seguridad del estado rindieron frutos, pues se llegó al diálogo con autoridades de Gobierno del Estado para que tanto el retroactivo como el aumento salarial se vea reflejado para este gremio al mismo tiempo que a los agentes en activo, comentó su representante Jesús Luevano.

Informó que próximamente se creará el Instituto de Prestaciones Sociales y Económicas del Estado, mismo que tiene por objetivo quitar los beneficios del sindicalismo. “Acabamos de demostrarle que sí somos trabajadores, que somos humanos y que necesitamos que nos lleguen los aumentos en las mismas condiciones como se hace con los trabajadores activos, es decir, que si les aumentan a los policías activos igual tendrían que hacerlo con pensionados y jubilados”.

Señala el representante que con esto llegaron a un acuerdo con el gobernador a través del secretario general Alejandro Leal Tovias y aparte presentaron ante el Congreso una iniciativa para que se implemente el Sistema Complementario de Seguridad Social para los elementos del sistema de Seguridad Pública del Estado. “Está en manos de los diputados a quienes ahora les pedimos que sean sensibles, porque somos personas”.

Jesús Luévano estableció además que se llegó a un acuerdo con la Oficial Mayor Ada Amelía Andrade Contreras, quien en un principio mencionó que este gremio no es considerado como trabajadores, un malentendido que ya fue aclarado.

Indicó que las protestas afectaron la salud de los manifestantes, pues por su avanzada edad y enfermedades uno de ellos tuvo que se auxiliado por los servicios de emergencia.

“Decidimos plantarnos en Casa de Gobierno. El miércoles estuvimos toda la noche y uno de nuestros compañeros se sintió mal, pero gracias a la oportuna intervención de las personas que se encuentran en Casa de Gobierno una ambulancia lo atendió, le aplicaron cierto medicamento y lo trasladaron a su casa”, informó.

Agregó “estamos pidiendo un derecho humano que es la mejoría del derecho a la salud, muchos cumplieron 30 años de servicio y ser parte de una institución de seguridad pública implica que te envejezcas mucho más rápido por el estrés al que estamos sometidos. Ahorita muchos traemos problemas de estrés crónico”. Según lo estableció Jesús Luevano, el Sindicato Único de Trabajadores del Gobierno del Estado (SUTGE) a través de su dirigente Bernardina Lara Argüelles tiene mucho que ver en la negación de sus demandas, pues en palabras del representante, son tratados de forma despectiva en comparación con el personal sindicalizado.

“La señora Bernardina insiste en que seamos tratados iguales, pero a sus conveniencias, a los burócratas y al personal de confianza nos trata como personas de tercera clase o piensa que somos extraterrestres que no tenemos ningún tipo de derecho.