SAN LUIS POTOSÍ, SLP., 23 de noviembre 2021.- Por primera vez se autorizó el suicidio asistido en Italia, en el caso de un tetrapléjico que lleva 10 años paralizado, una práctica castigada hasta el 2019 con una pena de 5 a 12 años de cárcel, sin embargo, fue el Comité de Ética de Italia, la mayor autoridad regional sanitaria pública, quien aceptó llevarlo a cabo.

Luego de varias verificaciones realizadas por un equipo de médicos especialistas, se confirmó que se cumplían los criterios para acceder legalmente al suicidio asistido, notificó en un comunicado la Asociación Luca Coscioni, que lleva desde hace años la legalización del suicidio asistido en Italia.

La ley italiana castiga la eutanasia con una pena de 5 a 12 años de prisión, pero en 2019 el Tribunal Constitucional introdujo una excepción para «los pacientes mantenidos con vida mediante tratamiento […] y que padecen una patología irreversible, fuente de sufrimientos físicos y psicológicos que consideren intolerables, siendo plenamente capaces de tomar decisiones libres y conscientes».

El caso autorizado es el de Mario, de 43 años, un camionero que quedó tetrapléjico hace diez años a raíz de un accidente vehicular, en el que se quebró la columna vertebral.

En repetidas ocasiones solicitó a las autoridades sanitarias de la región donde reside, Las Marcas, en el centro de la península, autorización para acceder al suicidio asistido y le fue negado, hasta que un equipo de abogados de la Asociación Luca Coscioni se hizo cargo del caso.

“Me siento más ligero, me he liberado de la tensión acumulada durante estos años», confesó.

Cabe mencionar que no se definieron las modalidades concretas ni la fecha en que lo ayudarán a suicidarse.