CIUDAD VALLES, SLP.- El primer intento por hacer realidad un proyecto de televisión en Ciudad Valles se remonta a la década de los setentas, cuando de manera semanal se trasmitía una señal por cable, que duró poco más de dos meses.

Con el inicio de los noventas resurgió la inquietud, y un grupo de vallenses solicitó al presidente Carlos Salinas de Gortari, la concesión para operar una televisora cultural, y nació así  Teleser-Canal 11, la primera señal difundida por aire.

Los hermanos Mauro y Jorge Terán Juárez establecieron un noticiero local denominado Notiser, que duró hasta mediados de 1994 y en el cual iniciaron varias de las personas que impulsarían nuevos proyectos televisivos.

Generado el interés de empresarios hacia la imagen televisada, Televisión Por Cable (TVC) ubicó su señal en el Canal 12 para establecer programación de Valles y dos espacios de noticias desde 1990, pero solo para suscriptores de Cablemex.

Quienes no tenían dicho servicio, tuvieron que esperar casi tres años más hasta el nacimiento de Televalles, una empresa propiedad de la familia Esper Bujaidar, que para entonces ya poseía una radiodifusora (la XEIR).

LA LLEGADA DEL CANAL 8

Depender de un proveedor canadiense hizo que el equipo técnico se retrasara por trámites aduanales y la señal formal no pudo salir el primer día de 1993 como se tenía planeado, sino hasta el 3 de febrero, a partir de las 7 de la mañana.

La programación llegó a 12 municipios con 1 KW de potencia. Oficialmente, y basándose en los registros ante la Secretaría de Hacienda, la creación de XHVSL-Canal 8 data del 16 de octubre de 1992.

Los tratos esporádicos que su concesionario Alfonso Esper Bujaidar, y el gerente Antonio Reyna Reyes, ya tenían desde diciembre de 1992 con el consorcio Televisa, se convirtieron en una afiliación oficial el 1 de julio de 1993.

Entonces, con su espacio informativo Notiocho, desde septiembre de 1993, y su teatro estudio desde 1994, Televalles-Canal 8 se dio a la tarea de expandir su señal a los 20 municipios de la zona.

Esto se logró de manera abierta en la región norte y en la fracción sur por medio de señal en cable. Posteriormente se trabajó en la instalación de una repetidora para abastecer desde la Sultana de la Huasteca, a Tamazunchale y áreas circunvecinas.      

DE MÁS A MENOS

En señal abierta no llegó más competencia hasta la creación de Informax de la misma familia Esper, que difundiría la señal nacional del canal 13 de Televisión Azteca, insertando publicidad comercial a partir del 4 de diciembre de 1997.

El 9 de agosto de 1999 comenzó de lunes a viernes la difusión noticiosa con el segmento Hechos de la Huasteca a las 3:50 de la tarde, dentro del espacio nacional de Rosamaría De Castro. Años después, el noticiero sería de 30 minutos.

Con el paso de los años la televisión vallense fue alcanzando elevados niveles de audiencia gracias a la producción de programas locales de buena aceptación por su contenido.

Sin embargo, con la llegada de la última década, entre las transiciones de propietarios y la aparición del internet, algunos espacios se fueron cerrando o perdieron sus concesiones. A la fecha, la televisión local ha sido desplazada significativamente por redes sociales.