CIUDAD VALLES, SLP., 20 de septiembre de 2019.- Proyectado como parque recreativo, se construyó durante la primera administración del presidente municipal Eligio Quintanilla, convirtiéndose en la versión moderna de lo que en el siglo pasado era sitio de concurrencia de aguadores, trabajadores del chalán, y pobladores en general que acudían a la ribera del río “Valles” con la intención de bañarse y sofocar un poco el calor veraniego imperante en la ciudad.

El proyecto comenzó a principios de los noventas y gracias a las gestiones ante la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol), en los tiempos de Luis Donaldo Colosio, con quien el alcalde llevaba buena relación.

Los avances de la construcción se realizaron de manera acelerada, según lo constató el 11 de noviembre de 1993, el Subsecretario de Desarrollo Social, José Luis Soberanes, durante una supervisión.

Fue inaugurado el 19 de septiembre de 1994 por el presidente Carlos Salinas, en un acto en el que prometió la elevación del puente a la colonia “Juárez”.

Además de constituirse como una de las opciones de esparcimiento, ha sido escenario de eventos políticos, como la visita en 1997 del presidente nacional del PAN, Felipe Calderón; y la toma de posesión -en su segunda gestión- de Eligio Quintanilla.

De igual manera se ha aprovechado para actividades de tipo religioso, y cada año (desde el 14 de abril de 1995) es el punto culminante del recorrido del “Viacrusis viviente” durante la Semana Santa; mientras que en temporada de festividades se aprovecha su ubicación alejada del centro de la ciudad, para establecer un tianguis de venta de pólvora.

El monto de la inversión dada a conocer en su momento, fue de 1,900 millones de viejos pesos correspondientes a recursos federales, estatales y municipales.

Cuenta con juegos metálicos, canchas, resbaladillas de concreto, andadores, escalinatas, alumbrado, estacionamiento y un pequeño kiosco; y desde la administración 2000-2003 se añadió como atractivo la (cada vez más famosa) estatua de “la tortuga”.

El parque solamente queda inhabilitado en época de lluvias debido a que su cercanía con el río lo convierte en una zona inundable.

Su nombre de “Luis Donaldo Colosio” deriva de la admiración y gratitud que el presidente municipal Eligio Quintanilla sentía por el político sonorense, y sirve para que se recuerde cada 23 de marzo el asesinato del excandidato presidencial.