SAN LUIS POTOSÍ, SLP., 2 de junio de 2020.- Con el propósito de lograr que la Universidad Autónoma de San Luis Potosí (UASLP) cuente con un Protocolo de Entrada para prevenir, atender, intervenir, sancionar y erradicar el acoso y el hostigamiento sexual que sea más accesible, plural y que contenga las mejores garantías, el Comité Institucional para la Erradicación de la Violencia de Género continúa con la socialización de este instrumento entre destacados activistas y juristas.

Se trata de profesionales que conocen sobre políticas de igualdad de género, atención a la violencia y derechos humanos de las mujeres; quienes con sus aportaciones coadyuvan a mejorar el documento que impulsa la sana convivencia de los integrantes de la comunidad de la UASLP.

Lo anterior, como parte del compromiso de la rectoría que encabeza el doctor Alejandro Javier Zermeño Guerra de contar con un Protocolo actualizado para la UASLP, que sea una herramienta completa de protección.

Por ello, este viernes 29 de mayo continuaron vía remota las sesiones de trabajo convocadas por el Comité que encabeza la doctora Urenda Queletzú Navarro Sánchez, Defensora de los Derechos Universitarios. En esta ocasión, se contó con la presencia del doctor Federico Anaya Gallardo, reconocido abogado y académico, quien explicó a las y los asistentes, los principios que deben regir en la sustentación de los casos de acoso y hostigamiento.

El especialista sugirió hacer una revisión puntual al procedimiento administrativo de investigación a fin de clarificar los plazos para la procedencia de sanciones y ejercicio de acciones en materia laboral dentro de los casos que se presenten en la UASLP. También hizo énfasis en la necesidad de robustecer los canales de acceso y publicidad de los expedientes a las víctimas.

Los apuntes del jurista fueron escuchados por los asistentes y tomados en cuenta en la sesión virtual que se realizó en la sala de juntas del edificio de Servicios Integrales de la zona universitaria poniente. La cual se desarrolló con todas las medidas sanitarias indicadas por la Secretaría de Salud y a la que acudieron físicamente un número representativo de integrantes del Comité. El resto se incorporó de manera virtual.