RIOVERDE, SLP., 31 de julio de 2020.- Para la regidora Ángeles García, es prioritario que todas las primarias y secundarias del municipio tengan medidores de agua, no solo para que se regularicen en el pago, sino se conozca cuánto gastan o se fuga, pues se trata de edificios muy antiguos con deficientes conexiones.

Esto podrá hacerse con mayor efectividad en este tiempo que no hay clases.

Actualmente en Rioverde son muy pocas las instituciones que pagan por el servicio, en ese sentido la presidenta de la Comisión de Agua de Ayuntamiento, informó que en la más reciente sesión de la junta de gobierno de SASAR, se acordó dar el primer acercamiento con las escuelas que no pagan agua potable, no para realizar un cobro, sino para revisar las estrategias y posibilidades de regularización.

García Martínez expuso que lo primero es saber cuánto gastan las escuelas, pues realizar una medición podría exhibir también las fugas de agua que hay en los planteles y poderlos resolver.

Una de las opciones es que las instituciones educativas puedan pagar su servicio de agua mediante un intercambio con trabajo social en el tema de la cultura del agua.

La idea es no dañar a los padres de familia, pues al final son ellos quienes enfrentan los gastos que tienen las instituciones donde sus hijos estudian.

La regidora informó que el principal problema que enfrenta SASAR son las fugas de agua y tomas clandestinas, principalmente en Puente del Carmen, al sur de la ciudad.