SAN LUIS POTOSÍ, SLP., 1 de junio 2020.- En días pasados se presentaron lluvias con grandes bolas de granizo en los municipios de Matehuala y Ciudad Valles, un hecho que sorprendió a la mayoría de la ciudadanía debido a lo extraño del fenómeno.

Ante esta situación, el doctor Carlos Contreras Servín, investigador de la Coordinación para la Innovación y Aplicación de la Ciencia y la Tecnología (Ciacyt) de la Universidad Autónoma de San Luis Potosí (UASLP), explicó que la diferencia entre el granizo y el pedrisco radica en su tamaño, siendo este último el más grande, pero su presencia es menor en el tiempo.

Indicó que este tipo de tormentas con pedrisco son raras y pueden ocurrir una en varios años. Sin embargo, el hecho que se presenten de manera más frecuente se debe al cambio climático, en el que fenómenos como sequías y ciclones se volverán más frecuentes y con mayor intensidad.

Asimismo, dentro de estos fenómenos se encuentran las granizadas, que pueden ser por períodos más cortos y con mayor tamaño. Aunque no existe una periodicidad determinada, Contreras Servín indica que se presentaban cada cinco años, así como las sequías, pero ahora pueden observarse cada dos años.

«Lo que estamos haciendo con la máquina del clima de la Tierra, con el cambio climático, el consumo de energías fósiles y el aumento de temperatura de la Tierra, es hacer que estos fenómenos periódicos se vuelvan más extremos y recurrentes», reiteró.

Explicó que esta temporada en San Luis Potosí se presentó un mayor número de nortes comparado con una temporada normal, además de contar con una sequía intensa de la que aún se sienten sus efectos.
Por lo que se vivió en Ciudad Valles y Matehuala son efecto de ambos climas extremos derivados del cambio climático y que serán más frecuentes de presenciar. Esto no quiere decir que ocurran tormentas con grandes masas de granizo durante todo el año.

Añadió que naturalmente las lluvias con granizo suelen presentarse en el Altiplano potosino, aunque también puede ocurrir en la Huasteca, en donde se presentaron mayores condiciones de sequía a comparación con el resto del Estado, y que junto a la gran cantidad de nortes, ha permitido que se presenten las granizadas.

OTRA NORMALIDAD

De acuerdo a los pronósticos para los siguientes meses en el país, y después de haber experimentado una normalidad en el clima a consecuencia del fenómeno del Niño y una sequía intensa, las granizadas entrarán a una normalidad histórica. Sin embargo, esto no podrá observarse sino hasta haber finalizado la época de lluvias entre septiembre y octubre.