SAN LUIS POTOSÍ, SLP., 3 de julio 2020.- Terminó el ciclo escolar desde casa, debido al confinamiento por la pandemia del Covid 19, pero las graduaciones no tenían que pasar desapercibidas y por ello, padres de familia se dieron cita a un costado del parque de Morales para adornar sus vehículos con globos y adornos para celebrar seis años de trabajo de alumnos, maestros y padres de familia.

Juan Cruz, padre de familia que acompañó a su hijo en su automóvil a la graduación, indicó que es un ciclo diferente y único y a su vez algo muy triste.

«Quién se iba a imaginar que íbamos a tener un distanciamiento social en las primarias, esperemos que pronto tengamos una respuesta positiva en cuanto al Covid 19 que afecta a San Luis, a todos. Es triste ver a nuestros hijos jugar sin tener ese contacto con los demás».

Sarahí Valdez, una de las madres de familia de dos alumnos graduados del colegio Minerva, dijo que estas graduaciones son una nueva modalidad para que los niños se despidan de las escuelas, además que han hecho muchos esfuerzos en la cuarentena.

«Han estado encerrados, pero el colegio nos dio la oportunidad de llevar la graduación a cabo en vehículos para que no les pasara desapercibido este momento tan importante en sus vidas”, mencionó.

Añadió que es triste que los niños de esta generación 2020 festejen en los vehículos, «en nuestras épocas fue totalmente diferente, pero de cierta manera a nosotros como padres de familia nos toca apoyarlos para que no se sientan».

Otra madre de familia, Bertha Gómez, indicó que graduarse en vehículos es algo nuevo y «todos estamos aprendiendo: alumnos, maestros y papás, pero es necesario para proteger a los niños y a toda la ciudadanía».

Dijo que en este momento era la forma más práctica y necesaria para que los niños no se quedaran sin una graduación que a ellos les hace mucha ilusión, ya que cursar la primaria es algo especial.

«Es una etapa muy marcada y los niños que se gradúan van a tener algo diferente que contar a propios sus hijos, porque es algo que nadie había vivido; porque había habido terremotos, pero nada como esto de las pandemias», externó.