RIOVERDE, SLP., 04 de diciembre 2020.- La zona conurbada de Rioverde y Ciudad Fernández registra hasta este viernes, 101 muertes que representa 100 historias de vida, sufrimiento y duelo que mantiene preocupadas a las familias.

En ese contexto, la pastoral familiar de la parroquia de Santa Catarina de Alejandría concluyó el taller de tanatología Familia en duelo con 36 participantes, de los cuales la mayoría estaba viviendo un proceso de pérdida por uno o hasta tres familiares a causa del Covid 19.

La psicóloga, Ana Laura Guevara, máster en tanatología, recalcó que este taller surgió por petición del fallecido párroco –también por Covid 19-, Juan Carlos Carrera Rodríguez, quien tenía una gran preocupación por el alcance que está teniendo el coronavirus y que cada día afecta a más personas.

La señora Cristina Salazar Ochoa, agradeció la oportunidad de asistir pues gracias a eso encontró la paz y el apoyo que necesitaba para aceptar el duelo que vivía, esto al igual que la señora Perla del Refugio Barragán izar, quien dijo que tras escuchar el mensaje de invitación del padre Juan Carlos Carrera decidió acudir al taller que además de ayudarla en su proceso también sirvió para fortalecer su fe.

Una de las cosas más importante del taller fue que gran parte de los asistentes acudieron acompañados de familiares que vivían el mismo dolor y aprendiendo juntos a comprender su perdida.

El párroco de Santa Catarina Javier Pacheco, felicitó a las familias que tuvieron la voluntad de pedir ayuda y acudir al taller para sanar su alma del intenso dolor por haber perdido a sus seres queridos.