SAN LUIS POTOSÍ, SLP., 1 de junio de 2020.- La Juez Octavo de Distrito de San Luis Potosí resolvió a favor de la organización civil Renace San Luis el juicio para proteger a una niña, que estudia en la Escuela Primaria “José María Pino Suárez”, de los derechos que le fueron vulnerados al no contar con una escuela digna.

En abril de 2019, Renace promovió un amparo indirecto para exigir la garantía del derecho a la educación de la menor, debido a que la escuela donde estudia no contaba con los servicios básicos para operar, como baños suficientes e higiénicos, aulas seguras e infraestructura eléctrica.

“Desde ese momento, comenzó la batalla para que las autoridades educativas de los tres niveles de gobierno voltearan a ver la situación crítica en la que cientos de niñas y niños estudiaban en San Luis Potosí, y con ello lograr el inicio de la reconstrucción de su escuela”, afirmó José Mario de la Garza Marroquín, presidente de Renace San Luis.

A más de un año, en el que las autoridades tuvieron que reconstruir la escuela, instalar bebederos y hacer trabajos de limpieza en seguimiento a una orden judicial como medida cautelar, hoy la Juez Octava de Distrito resolvió en definitiva el asunto en el que obliga a las autoridades estatales a garantizar el derecho a la educación de la menor, verificando inmediatamente la calidad de la infraestructura educativa de todos los espacios donde estudia a fin de que nunca se ponga en riesgo su integridad física. También les ordena verificar que los espacios sean suficientes y salubres y que se considere el uso didáctico de las tecnologías de la información.

José Mario de la Garza destacó la relevancia de que la Juez ordenó que la sentencia se publicara en formato de lectura fácil con el objetivo de que la niña que valientemente exigió sus derechos en compañía de sus padres, pueda leer la sentencia con palabras sencillas y se reconozca como una niña con derechos.

“En Renace San Luis nos congratulamos por el mensaje contundente y firme que envía la Juez, encaminado a reafirmar que las niñas y niños merecen una escuela digna para estudiar”, señaló.

Renace reafirma con este fallo su trabajo en favor de los derechos humanos de las niñas y de los niños y su compromiso a seguir trabajando con las personas en situación vulnerable.