CIUDAD DEL MAÍZ, SLP., 30 de mayo de 2020.- La casa Barraganeña, con sus antiguos balcones de herrería artística hoy presidencia municipal, es uno de los edificios más emblemáticos del centro histórico que ahora luce con mayor brillo, como antes a lo largo de su historia, luego de la restauración que inició el gobierno actual de la alcaldesa Mireya Vancini.

Es una obra de la arquitectura local, antigua casa de los Barragán, a la cual se le colocaron los arcos de principios del siglo XX de la parte frontal.

La presidenta municipal dijo que es una emoción cada que se pasa una puerta y se ve lo que se construyó,” yo creo que nuestra gente debe estar contenta”.

Al anunciar que los trabajos pronto concluirán, la alcaldesa expresó que el sitio “ahora si representa la grandeza de la historia de Ciudad del Maíz y es un bien común, patrimonio de todos los maicenses”.

Por su parte, Sergio de León Gómez, el arquitecto declaró que medio siglo permaneció abandonado y fue usado como cárcel municipal hasta que el interés de la administración actual se unió a los esfuerzos ciudadanos que buscaban repararla desde hace años, “es a final de cuentas un bien común porque las administraciones son pasajeras”

Para Vianey Segura, una de sus orgullosas pobladoras y amante y rescatista de su historia, Ciudad del Maíz es a través de los años, sede de grandes eventos, que ha forjado a hombres y mujeres decisivos para la historia de México, teniendo personajes ilustres como el propio Miguel Barragán primer potosino gobernador de Veracruz y Presidente de México.

Es además cuna de 14 gobernadores, de legisladores e insignes héroes de las guerras de Independencia y Revolución, destacados personajes como el General Juan Barragán, jefe de estado mayor de Venustiano Carranza y Ma. Marcos Cedillo, primera Mujer Piloto mexicana.

De igual forma ha sido casta de destacados personajes del medio cultural como el actor Noé Murayama villano del cine nacional, del escritor e historiador Nereo Rodríguez Barragán y cuna de la dinastía mexicana Moctezuma.