SAN LUIS POTOSÍ, SLP., 15 de enero de 2020.- La relación entre el grupo de animación la guerrilla y la directiva del Atlético San Luis encabezada por Alberto Marrero se deteriora cada vez más, y es que, a través de redes sociales, integrantes de la barra han mostrado su molestia por las acciones que han tomado en conjunto Liga MX y directiva como castigo después de los hechos del pasado 20 de Octubre.

A través de imágenes y desplegados en Facebook la porra oficial del equipo exige un trato mejor hacia quienes integran este grupo de animación y que la directiva asuma sus responsabilidades por lo ocurrido en el partido de San Luis vs Querétaro, ya que como se puede ver a través del comunicado oficial de la Liga MX, el equipo potosino no cumplió con las indicaciones establecidas en la junta previa de seguridad brindándole alrededor de 2000 boletos a la afición visitante, lo cual desencadenó una batalla campal dentro del estadio Alfonso Lastras Ramírez.

Entre las acciones establecidas por el equipo potosino, fue la instalación de una jaula en la cabecera norte del estadio (lugar de la porra) la que más polémica ha levantado, dicha jaula no tiene la capacidad para contener a los cientos de aficionados potosinos que partido tras partido se congregaban en esa zona, además, debemos recordar que ya se cuenta con rejas que dividen esa zona del estadio de los demás segmentos y que estás no sirvieron de nada, ya que ante la inoperancia de la seguridad tanto pública como privada, estás rejas eran abiertas o simplemente las brincaban para llegar a la zona de la pelea.

No sabemos en qué termine esta polémica, lo que sí sabemos es que el ambiente previo al partido de local en contra de Cruz Azul está muy tenso, por lo cual, por el bien de la afición, jugadores e institución es necesario que se llegue a un acuerdo entre ambas partes.