Atención

Con el propósito de ofrecer una mejor experiencia dentro de nuestro sitio web, le sugerimos que actualice su navegador, ya que usted cuenta con una versión de internet explorer antigua, que ya no tiene soporte por parte de microsoft y que representa un riesgo de seguridad para usted.

Sigue nuestra transmisión en vivo.
Click para seguir la transmisión
x
Foto: Elizabeth Hidrobo/Quadratín SLP

Se desató la euforia tras el título conseguido por Atlético de San Luis

Javier Cervantes/Quadratín SLP
 
| 03 de diciembre de 2018 | 8:53
 A-
 A+

SAN LUIS POTOSÍ, SLP., 3 de diciembre de 2018.- Cánticos, vítores y gritos de júbilo desbordado se hicieron presentes en la celebración inmediata por el título de Campeón de Liga de Ascenso la noche del domingo obtenido por el Atlético de San Luis.

Se desató la euforia de los aficionados dentro y fuera del estadio Alfonso Lastras, una vez que el árbitro hizo sonar su silbato para dar por terminada la final de futbol entre Atlético de San Luis y Dorados de Sinaloa.

Había terminado el ayuno de triunfos para los equipos que han representado a San Luis Potosí y que no se repetían desde el ascenso logrado en el 2005, si bien hay que poner los pies en la tierra pues todavía falta esperar al campeón del Clausura el año que entra.

Como fuera la esperada celebración no se dejó esperar y tras la sufrida victoria las calles fueron escenario del más ruidoso festejo, concentrándose el carnaval en la Glorieta Francisco González Bocanegra, que esperó a cientos de aficionados que hicieron su arribo en toda clase de vehículos desde todos los puntos de la Ciudad, principalmente por avenida Venustiano Carranza.

Cohetones, banderolas, espumas, playeras rojiblancas y auriazules dieron colorido, calor y brillo al jubiloso festejo de las diferentes barras de aficionados como La Guerrilla, entre otras de las más emblemáticas.

Rebasó la media noche la festividad y continuaban llegando aficionados de distintos rumbos de la capital potosina, bajo la vigilancia de un operativo especial conjunto de la Policía Municipal y Estatal, que por cierto no escapó de las bromas que los aficionados realizaban.

Agotados por el largo festejo los hinchas potosinos se fueron retirando del lugar para descansar y estar listos para reanudar sus labores cotidianas este lunes de resaca triunfalista.