SAN LUIS POTOSÍ, SLP., 18 de febrero 2021.- El capitán del Santos Laguna, Matheus Doria, apareció sorpresivamente en la conferencia de prensa posterior al juego ante Atlético de San Luis, para denunciar que su compañero Félix Torres fue victima de palabras racistas por parte del equipo local, situación que al final confirmó el propio jugador afectado.

“Estas cosas no se pueden permitir en el futbol de hoy, racismo, mi compañero de defensa Félix Torres está llorando en el vestidor, dimito, es mi hermano, es mi compañero, no puede pasar eso, en México, en Brasil en donde sea. Pido disculpas por venir a decir estas cosas, mucha gente va a decir que Félix está llorando porque perdió, pero más allá de que perdimos tres puntos con el racismo no se puede”.

El brasileño pidió que se revisaran las cámaras de cuando Félix Torres fue expulsado y pidió respeto.

“Tienen que revisar todas las cámaras cuando salió expulsado, sufrimos actos de racismo, ya pasamos por eso, no tenemos diferencia de colores, somos todos iguales, el racismo es cosa antigua».

Por su parte, el propio Félix Torres, confirmó lo declarado por el capitán del equipo y se dijo muy afectado, pues dio a entender que el racismo fue debido a su color de piel.

“Fui expulsado por unas palabras que me dolieron demasiado. Creo que me siento golpeado en este momento y me da tristeza que pase esto en el futbol, que una persona como yo que no tengo problemas con nadie, trato de llevarme bien con todos, sea del color que sea. Lo que pasó hoy no puede seguir pasando, me siento afectado, me siento muy triste. Creo que mis compañeros, no importa el color que yo tenga, me quieren así”.

“Amo mi color y amo mucho a mis compañeros porque ellos me defienden en lo que hago, siempre están respaldándome. Quiero dejar este mensaje para que no siga pasando esto en el futbol”, dijo únicamente el ecuatoriano.

Por parte del Atlético de San Luis, el auxiliar técnico, quien fue el que salió a la conferencia ante la expulsión del director técnico Leonel Rocco, se limitó a enfatizar que estos actos no son parte de la ideología del equipo.

“Sabemos de la inconformidad que tiene el equipo rival por actos racistas, los cuales reprochamos, nosotros no tenemos esa ideología, venimos a jugar, no venimos a atacar, cuidamos nuestra casa, nuestra camiseta y nuestra gente, tal como se vio en los jugadores al defender al balonero”.

Debido a todo lo anterior, el club lagunero subió a sus redes una foto con el llamado de «No al racismo».