SAN LUIS POTOSI, S.L.P., 15 de septiembre de 2020.- El Secretario de Desarrollo Agropecuario y de Recursos Hidráulicos (SEDARH), Alejandro Cambeses Ballina, participó de manera virtual en la reunión de trabajo convocada por el Comité Nacional para el Desarrollo Sustentable de la Caña de Azúcar (CONADESUCA) y el Consejo de la Cámara Nacional de las Industrias Azucarera y Alcoholera (CCNIAA), en la que se abordó el tema del consumo de azúcar como uno de los principales generadores de obesidad y diabetes en la población mexicana.

En la reunión, los representantes de las organismos cañeros dejaron de manifiesto, que las y los involucrados en la agroindustria de la caña de azúcar, están de acuerdo en el desarrollo e implementación de políticas en beneficio de una mejor alimentación y salud para las y los mexicanos, haciendo énfasis en que la obesidad es multifactorial y es necesario evitar satanizar un producto del campo que históricamente se ha consumido en México.

El director general de CONADESUCA, Luis Ramiro García Chávez, destacó que la agroindustria del azúcar de caña genera 500 mil empleos directos y 2.4 millones de indirectos en zonas rurales de 267 municipios de 15 estados del país, destacando en los tres primeros lugares nacionales como productores los estados de Veracruz, Jalisco y San Luis Potosí con más de 30 millones de toneladas.

Por su parte, Alejandro Cambeses Ballina, dijo que es necesario ampliar el análisis de la información obtenida de la Encuesta Nacional de Salud del INEGI y la estadística en dónde se observa que el consumo de azúcar de caña, ha disminuido en el país los últimos 30 años, al mismo tiempo que se registran en el mismo periodo, los mayores aumentos de obesidad en la población. La ampliación de dicho análisis, puede servir para determinar el rol que juegan en el aumento de obesidad el consumo de alta fructuosa, colorantes y endulzantes sintéticos, indicó.

El titular de la SEDARH propuso que en coordinación con la federación, se implemente un programa para la reconversión productiva de superficie de caña de baja producción, lo que permitiría que se industrialice menos caña mala y se mejore el porcentaje de azúcar por tonelada.

Representantes de productoras y productores de caña de azúcar, Carlos Blackaller Ayala, Presidente de la Unión Nacional de Cañeros (CNPR) y Víctor Manuel Aldrete, Secretario General de la Unión Nacional de Productores de Caña de Azúcar (UNPCA) coincidieron en que se tiene que manejar información más precisa cuando se habla de mala alimentación en las y los menores, y estuvieron de acuerdo en la necesidad de ampliar el análisis sobre la disminución del consumo de azúcar que coincide con la incorporación de los edulcorantes químicos y sintéticos en los alimentos.

En su intervención, el presidente de la Asociación Mexicana de Secretarios de Desarrollo Agropecuario (AMSDA), Carlos Muñiz Rodríguez, habló de la importancia de la producción de caña de azúcar para el país, ya que genera más de 650 millones de dólares en exportaciones y ubica a México como séptimo productor mundial de este producto.

Ángel Ponce, secretario general del Sindicato de Trabajadores de la Industria Azucarera y Similares, dijo a los participantes que culpar al azúcar de caña de la obesidad que padecen niñas, niños y una buena parte de la población, puede generar un daño irreversible para esa agroindustria y dejar sin empleo a miles de familias en el país.

El Presidente del Consejo de la Cámara Nacional de las Industrias Azucarera y Alcoholera (CCNIAA), José Cortina Gallardo, destacó que el azúcar de caña es un importante motor económico y de desarrollo en las regiones rurales, pero además representa el 13.8 por ciento del PIB agropecuario y el 11.6 por ciento del PIB de la industria Alimentaria.