SAN LUIS POTOSÍ, SLP., 25 de enero de 2020.- Ciro Barbosa Maggi, el espectacular e incomparable portero argentino del ex Santos de San Luis por los años 70’s y más tarde con Atlético Potosino, no pudo librar la batalla luego de sufrir un infarto y fallecer esta mañana en California, Estados Unidos, lejos de su San Luis, que decía era su terruño y su casa el estadio Plan de San Luis.

Toda una época marcó el arquero conocido como “La Pantera Rosa” por sus atuendos, suéteres rosados muchas de las veces, en otras negruzcos. Su físico impresionante y su larga cabellera rojiza, imponían al adversario cuando acechaban la meta de los auriazules.

“Quiero mucho a San Luis, me dio tanto, que estoy muy agradecido y me gustaría devolverle todo lo que me dio. Esa que ves ahí (estadio Plan de San Luis) fue mi casa, le debo tanto a esta ciudad”, nos platicaba alguna ocasión en su restaurante de pizzas, donde siempre fue gran anfitrión y por supuesto buen chef desde su “Fortín de Ciro”, ahora Parroquia de Morales.

Ciro llegó a San Luis en 1971 y desde su arribo revolucionó al prototipo del portero tradicional, sus extraordinarios lances, su vestimenta y su manera de alentar al equipo, con toda la pasión que los argentinos viven con el futbol.

El “sube Ciro sube”, se escuchará por siempre en el estadio “Plan de San Luis”, quizá en las tribunas solitarias o en los partidos que aún se celebren en el Coloso de Alamitos, la fanaticada aún recuerda el clásico coro cuando el equipo bajaba de intensidad en los partidos.

Ciertamente el grito de “sube Ciro sube”, surgió cuando el portero pelirrojo, dejaba el área grande y conducía el balón de intrépida manera hasta más allá del mediocampo ante el regocijo de los aficionados, que de pie coreaban el clásico grito de batalla “¡sube Ciro sube!”. Algo que después haría el portero mexicano Jorge Campos.

Grandes tardes brindó Ciro Barbosa, junto al añorado San Luis, con figuras como Pedro Araya, Eduardo Peralta, Marco Antonio Martínez, Antonio Carrizales, David Hernández, quien tuvo que dejar la portería para cederla al gran portero argentino, que regaló a la afición potosina su espectáculo y calidad futbolística.

Con su muerte se va un grande para el futbol potosino, Ciro Barbosa Maggi, lejos de su San Luis, y quien ya ha escrito su nombre con letras de oro en la historia del futbol potosino.
Que en paz descanse el carismático y añorado guardameta de Santos de San Luis y Cachorros de Atlético Potosino.