SAN LUIS POTOSÍ, SLP., 21 de octubre de 2019.- Filemón Juárez Santana, titular de Policía Vial, indicó que se ha solicitado al Instituto Municipal de Planeación (Implan), que los topes de neopreno ubicados en las bahías de ascenso y descenso de los parabuses sean retirados.

Lo anterior para que se permita a los vehículos del transporte público entrar al parabús de manera normal, y que los usuarios no salgan de la zona de seguridad.

Juárez Santana añadió que esto debe hacerse en todas las zonas de paradas de autobús, ya que es necesario que el transporte público cuente con un radio de giro suficiente para poder entrar a la zona.

Señaló que el transporte público no entrará al área de la ciclovía, sino a la zona de estacionamiento de los vehículos en la segunda línea “que el vehículo llegué y se ponga de manera natural a un lado de la bahía”, comentó.

Otro de los puntos que se van a solicitar al director del Implan, Fernando Torre Silva, es que el sistema sea más incluyente con usuarios minusválidos y discapacitados, para que tengan mejor acceso a las rutas que cuenten con rampas.

Por último, comentó que aunque las infracciones en la ciclovía han bajado considerablemente, al día se levantan entre 10 a 15 sanciones, la mayoría de ellas por estacionarse sobre la vía y el paso de motociclistas.