MATEHUALA, SLP., 31 de julio de 2020.- A poco más de un mes de que los ocho alcaldes y alcaldesa de la zona Altiplano rindan su segundo informe de actividades al frente de sus municipios, para el miembro numerario del Sistema Estatal Anticorrupción Juan Ramón Infante Guerrero, estos tienen calificación reprobatoria.

Infante Guerrero, consideró que la mayoría de los alcaldes y alcaldesa ha dejado mucho que desear en su encomienda, “sabemos que las participaciones para las alcaldías han sufrido muchos recortes, pero esto no los exime del mal trabajo que han venido haciendo durante los dos años”.

Indicó que a la mayoría les ha dado otra epidemia y es la de la “dispensitis”, esto sin dejar a un lado al Gobierno del Estado, quien en vez de realizar obras se ha dedicado a repartir despensas, y con esto justifican la gran cantidad de millones de pesos que salen de las arcas estatales y municipales, además del deficiente trabajo para gobernar.

Explicó que con todo esto la incertidumbre es aún mayor, todo por los actos de corrupción de las autoridades que gobiernan con el solo hecho de llevar dinero a sus bolsillos y no en beneficio del pueblo.

Infante Guerrero, dijo que el tercer y último año, será aún peor, ya que todos se preparan para las campañas y buscar qué hueso les va a tocar en el próximo proceso electoral.