SAN LUIS POTOSÍ, SLP., 11 de diciembre de 2018.- Un día previo a la fecha conmemorativa de la Virgen de Guadalupe, la actividad comercial para vendedores de flores, tanto fijos como ambulantes, no deja grandes dividendos.

En el mercado de la Merced, cercano a la Basílica, los encargados de los locales dedicados a la venta de flores, atribuyen las bajas ventas a la difícil situación económica de la mayor parte de la población.

Aunque señalan que “el mero día sí se vende un poco más”, las ventas no se comparan con otras fechas, como el día de las madres o el 14 de febrero.

Para el señor, José Inés Contreras, poblador de la Delegación de Bocas, las pocas ganancias de la venta de sus flores, quizás se debe a que las muestras de fe ya no implican tanto el hecho de gastar.

“A veces sale la inversión de las flores y a veces no; a veces sale nada más para las gordas que uno se come, pero ya no se vende como antes. La gente ya no quiere gastar, y ya tampoco se quiere sacrificar como antes”, reflexionó.

Los precios que menajan los vendedores de la zona son similares: Una docena de rosas cuesta 150 pesos y una sola, 15 pesos; una docena de claveles cuesta $50pesos y una pieza, cinco pesos; las gerberas, 15 pesos; los girasoles, 35 pesos; un arreglo pequeño de diferentes flores, 90 pesos y los arreglos redondos, 120 pesos.