SAN LUIS POTOSÍ, SLP., 12 de enero de 2019.- El delegado de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) en San Luis Potosí, Carlos Rebolledo Sánchez, indicó que la institución no ha recibido quejas sobre desabasto de combustible. Aseguró que los potosinos pueden estar tranquilos ante este problema que se presenta en otros estados del país.

Al cuestionarle si la Procuraduría crearía algún operativo o dispositivo para evitar compras de pánico, dijo que no había necesidad porque en San Luis hay combustible y exhortó a los ciudadanos a “no hacer dichas compras, pues la consecuencia sería la escasez”.

Mencionó que el pasado 9 de enero el titular de la Profeco, Ricardo Sheffield Padilla, ordenó realizar inspecciones en gasolineras del estado, para tener información sobre el abasto de combustible en la entidad. El resultado fue que en solo una estación de servicio no había Premium y la pipa estaba por llegar.

“Los precios del tótem o tablero estaban de acuerdo a los tanques y no hay abusos, ni encarecimiento, además Sheffield declaró que aquellos que quieran aprovechar el pánico generado para elevar los precios serán sancionados”.

Respecto a quejas por parte de consumidores sobre compras de automovilistas foráneos y venta ilegal del carburante, señaló que no se han recibido y que es Gobierno del Estado quien ha implementado el operativo para prohibir la venta en bidones y tanques. Profeco tampoco atiende casos de venta ilegal o huachicoleo.