SAN LUIS POTOSÍ, SLP., 11 de junio de 2019.- Cuando la temperatura del verano se vuelve extenuante, quienes habitan la capital potosina suelen no tener muchas opciones para mitigar el calor, pero una de ellas es deleitarse con el fresco sabor de una nieve de leche o agua, en cualquiera de los establecimientos del Centro Histórico.

Los helados pueden comprarse en vaso o en barquillo, durante los últimos años en presentaciones de sabores poco comunes; fresa, vainilla y chocolate, dejaron de ser los sabores predilectos, porque actualmente se cuentan por decenas las presentaciones de este rico postre al alcance de todos.

En la Plaza de Armas diariamente puede verse un carrito de nieves flanqueando el Palacio de Gobierno, ahí el nevero artesanal ofrece degustar sabores como limón, galleta, mango, café y guanábana; aunque a muchos no les importa su presentación y sabor, sino que ayuden a quitar el sofocante calor.

Pero si hay otros establecimientos con helados gourmet que prometen saciar el paladar con sabores excelsos; también hay líneas especiales bajas en grasa y azúcar, incluso aquellos helados hechos a base de yogurt.

Si la intención es refrescarse, también es posible optar por las tradicionales aguas de sabores mexicanas, como la de horchata, jamaica, limón; entre las recetas más innovadores está la de tutti frutti, una mezcolanza de leche evaporada, condensada y al menos cinco variedades de fruta.

Para los más pequeños de casa y asiduos a los azúcares, hay variedades de paletas elaboradas con agua, leche, o crema; la opción favorita de los pequeños incluye ingredientes extra como chocolate, granola, pasas, arroz inflado, chispas de colores, entre otros.

Se calcula que, en siete de cada diez hogares mexicanos, se consume preferencialmente helados más elaborados, como el de sabor napolitano, vainilla, chocolate, fresa o cookies & cream.

Cualquiera que sea de su predilección, seguramente hará la diferencia para olvidar -al menos por un rato- el asfixiante calor de verano.