SAN LUIS POTOSÍ, SLP., 11 de enero de 2019.- A pesar de que el Congreso del Estado no puede interponer un amparo para impedir el alza a la tarifa del transporte público sí apoyará el amparo que presentarán actores de la sociedad civil, para detener esta propuesta hasta que se garantice la calidad en las unidades y se cumpla con los requisitos solicitados por el Congreso, anunció la diputada Alejandra Valdés Martínez, presidenta de la Comisión de Comunicaciones y Transportes.

Aseguró que el incremento requerido por los permisionarios, de 4.85 por ciento, es decir de un peso con cincuenta centavos, para aumentar el costo del pasaje a 10.50 pesos, es injusto ya que las unidades no cuentan con botón de pánico, algunas ya rebasan los 10 años de antigüedad y otras están en mal estado, además del incumplimiento de las tarjetas de prepago de Cytibus y Urban Pass, que no han llegado a un acuerdo.

El Consejo Estatal de Transporte tiene hasta el día 15 del mes en curso para definir el alza, sin embargo, aseguró, los transportistas le quedan a deber a los potosinos y hasta que no se cambien las unidades no se puede dar un aumento, sobre todo, dijo la diputada.
Porque, añadió, en reuniones del Consejo Estatal del Transporte los permisionarios hicieron burla de los requisitos de unidades en buenas condiciones, cuando externaron que mejorarían su servicio limpiando con cloro los pasamanos, por lo que Valdés Martínez reiteró: “nosotros necesitamos un transporte de calidad”.