SAN LUIS POTOSÍ, SLP., 11 de septiembre 2020.- El joven estudiante Luis Alejandro Castillo Vessi y su madre acusaron que han sido víctimas constantes de Luis Lauro Barrueta Niño, Director del Centro de Solución de Controversias de la Fiscalía General del Estado (FGE) y su padre Mario Humberto Barreta, quienes buscan quedarse con el edificio donde viven.

El inmueble en cuestión se ubica en la calle Monte Morelos, en el barrio de Tequis.

Castillo sostuvo que las personas referidas, se la viven agrediéndolos físicamente -llegando al punto de un intento de homicidio en su contra- y también causan daños en su departamento.

«El señor Luis Lauro Barreta Niño se quiere quedar con el edificio donde nosotros vivimos; a nosotros nos prestó el departamento el dueño del edificio, pero nos quieren sacar de aquí: nos han cortado la luz, cortado los cables, robado los medidores, roto las tuberías de agua, hay un constante acoso y amenazas fuertes”.

Los ataques y acoso que Luis Alejandro Castillo y su madre han vivido se presentaron desde su llegada al edificio en noviembre de 2019, según describió la víctima.

El conflicto se complicó hace algunas semanas cuando Mario Humberto, padre del funcionario, llegó con cuchillo en mano a intentar matar al joven, de acuerdo con su señalamiento.

«El señor me intentó matar con un cuchillo, hay videos que grabaron cámaras de vigilancia y también su hijo, como buen funcionario, llegó a agredirme; se calmaron porque los vecinos comenzaron a salir».

Luis Lauro Barrueta Niño, Director del Centro de Solución de Controversias de la FGE.

Además del intento de homicidio, Luis Alejandro relató que también hubo actos de corrupción cuando elementos de la policía arribaron al lugar, «se llevaron detenido solo al padre, a nosotros nos meten a una patrulla y al señor en otra, nunca nos dijeron en qué calidad estábamos, nos llevan a la Fiscalía y la patrulla que llevaba detenido al señor nunca la vimos, pero nosotros entramos por donde ingresan los detenidos”.

Desde la patrulla, “yo vi que Luis Lauro estaba hablando con un policía, le estaba diciendo que le llamara a alguien, sutilmente le estaba entregando cosas y varios vecinos nos confirmaron que fue para que no se llevaran a su padre detenido». Luis Alejandro Castillo mencionó que se ha acercado a la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH) y a la Comisión Ejecutiva Estatal de Atención a Víctimas (Ceeav) para poder poner un alto a todo lo que viven a causa de los intereses del funcionario y su padre que hacen lo mismo con varios vecinos.

“Tengo fe de que todo se va a solucionar, pero todo va muy lento”, subrayó.

Añadió que cualquier cosa que pudiera sucederle a él o su madre hará responsable tanto a Luis Lauro Barreta y su padre Mario Humberto Barreta.