CIUDAD VALLES, SLP., 15 de julio de 2019.- La Unión Campesina Democrática (UCD) interpuso un total de trece denuncias penales en contra de elementos de la Policía Federal años atrás, pero los casos nunca avanzaron y por eso su líder estatal Ángel Altamirano García aplaudió su próxima desaparición como corporación.

Altamirano dijo que las querellas se interpusieron ante la entonces Procuraduría General de Justicia del Estado (hoy Fiscalía) cuanto era titular el hoy diputado local Cándido Ochoa Rojas, para que las recibiera, pero él después las canalizó a la Unidad de Asuntos Internos de la propia PF, sin resultados visibles.

“Fueron por los delitos de extorsión y robo en agravio de los miembros de la UCD”, afirmó Altamirano.

Sostuvo que las presuntas extorsiones hechas por efectivos de la corporación federal eran por miles de pesos a cambio de no confiscar las unidades de procedencia extranjera y en otros casos, hasta por robo de los llamados vehículos chocolate.

“Nosotros aplaudimos que desaparezca la PF porque se dedicaba a robar y extorsionar a los compañeros en carretera, nunca la vimos auxiliando o ayudando a un compañero, a un transportista o a un automovilista, siempre era la extorsión”, sostuvo Altamirano.