TANQUIÁN, SLP., 15 de abril de 2019.- Después de décadas trabajadas, las parcelas escolares de este municipio podrían regresar al ejido de Tanquián ya que en reciente asamblea del 12 de abril, habitantes votaron por la recuperación de estas tierras, sin embargo maestros y padres de familia mantienen su postura de no permitir el despojo y afirman contar con documentos que amparan la donación.

José Elizabeth Charnichart Yudiche, profesor de la escuela rural Adolfo López Mateos, ubicada en el Barrio Alto Las Flores, señaló que la parcela de la escuela tiene a la fecha una producción de naranja importante, bajo el cuidado de un comité escolar integrado por padres de familia, muchos de ellos ejidatarios.

Informó que lo que se recauda de la venta es invertido al 100% en los gastos de papelería y mejoras en la infraestructura, pues no se piden cuotas de inscripción a los padres de familia.

“La parcela no debe ser motivo de ambición por parte del comisariado ejidal, vamos acudir ante las autoridades competentes para que castiguen el acto de despojo a niños y niñas de las comunidades rurales”, dijo.

Precisó que las actas de donación archivadas en la escuela son testimonio de las decisiones de la honorable asamblea de ejidatarios desde el año que se emiten y deberán ser respetadas.

Charnichart Yudiche alertó que este “despojo por parte del ejido Tanquián”, afectará a varias escuelas, por lo exhortó a padres de familia y maestros a estar alertas de la situación, pues se desconoce el fin que persigan después de décadas sin tener estos terrenos.