SAN LUIS POTOSÍ, SLP., a 13 de abril de 2019.- Durante el 2018, la región Altiplano ocupó el primer lugar con casos de niños que quedaron huérfanos luego del feminicidio de sus madres, dio a conocer el titular de la Comisión Ejecutiva Estatal de Atención a Víctimas (CEEAV), Jorge Vega Arroyo.

El comisionado informó que en 2017, el primer lugar lo ocupó la zona Centro con 17 menores huérfanos a causa de este delito, el segundo lugar lo ocupó el Altiplano, con nueve menores que se quedaron sin su madre luego de ser asesinadas por razones de género mientras que en la zonas Media y Huasteca no hubo víctimas secundarias.

Asimismo, en 2018 la zona Altiplano se posicionó en primer lugar con 12 menores y la zona Centro con nueve.

En la zona Media se presentaron los casos de ocho niños víctimas colaterales de feminicidio y el caso de un menor en la región Huasteca. Con las cifras anteriores se percibe un índice considerable de víctimas adicionales a los feminicidios.