SAN LUIS POTOSÍ, SLP., 16 de julio 2019.- Una banda que se dedica a robar costosos relojes en el Bajío y estados del centro del país, es la que opera en San Luis Potosí, estableció el vicefiscal Aarón Edmundo Castro Sánchez.

La pista se obtuvo luego que el pasado viernes fuera asaltado el restaurante La Garufa, que está apenas a unos metros del Centro de Control, Comando, Comunicaciones y Cómputo (C4), cuyo hecho tiene muchas similitudes con otro atraco ocurrido el 3 de mayo pasado en otro restaurante de la capital potosina conocido como Marengo.

«Ya tenemos datos y queremos ir aventajando un poco en el tema de la identidad de los posibles imputados, los datos coinciden a lo que pasó en otro restaurante hace mes y medio; llegan directamente por cosas de determinada marca y relojes, creemos que es gente que viene y realiza estos actos en ciudades del Bajío y del centro del país y traemos datos en colaboración con diferentes instancias de esas áreas», explicó.

El vicefiscal apuntó que hay datos para dar con los responsables, esto sin que se haya hecho una denuncia formal de lo ocurrido y sin que ninguna de las víctimas haya asistido a la Fiscalía General de Justicia (FGE) a detallar qué fue lo que les robaron.

«Tenemos una referencia a nivel policiaco, aunque todavía no tenemos alguna denuncia de hechos sobre esas circunstancias, ni alguna de las víctimas ha ido a la fiscalía para determinar las circunstancias y el tipo de pertenencias que se llevaron, inclusive no tenemos nada que nos permita más datos para determinar el hecho», puntualizó Castro Sánchez.