SAN LUIS POTOSÍ, SLP., 10 de febrero de 2019.- Luego del colapso de una estructura en la obra de construcción de uno de los dos nuevos brazos del Distribuidor Vial Benito Juárez, el presidente local de la Confederación Patronal de la República Méxicana (Coparmex), Jaime Chalita Zarur, recomendó a Gobierno del Estado que antes de inaugurarlos los sometan a pruebas de resistencia y calidad.

Respecto a futuras obras anticipó: “quiero pensar que con el nuevo gobierno federal saldremos de una corrupción nacional en la que era conocido que las grandes e importantes obras eran parte de actos de corrupción, ya que al ser de pésima calidad se caían, ojalá no sea el caso”, dijo en alusión al desplome registrado este viernes en la construcción del brazo que conectará el tráfico vehicular procedente del oriente al norte de la ciudad.

De inició consideró que lo más complicado cuando se es gobernante es crear lazos de confianza con la ciudadanía y que con derrumbes de obras la gente pierde la certeza de que un puente o la construcción sea segura.

“Afortunadamente las dos lesionadas están fuera de peligro, pero pudieron suceder daños mayores… el pronunciamiento de las autoridades no otorgará la confianza, ya que ésta debe ganarse con el trabajo de todos los días”, precisó el dirigente empresarial.

Indicó que sería bueno que las obras de los dos nuevos brazos en el distribuidor se sigan como hasta este viernes antes del incidente, pues a su parecer los constructores desarrollaban los trabajos muy bien, sin entorpecer el tráfico vehicular en la zona.

El desplome de la estructura de madera y varillas anticipó, “causará temor de que no pueda quedar bien y genera desconfianza, no solo para los trabajadores que pudieran temer por su vida, sino para los usuarios de la vialidad”.

Consideró que la tarea de los potosinos, a partir del accidente, es mantenerse atentos al desarrollo de la obra, con la exigencia de dictámenes de calidad, seguridad y resistencia.